domingo, 1 de diciembre de 2013

Isabel Córdova, una pluma de oro

Carlos Villanes Cairo
Desde Madrid


Acaba de publicar ‘Las aventuras de Pico de Oro’, y en una entrevista para ‘Ojo crítico´ de Radio Nacional de España, dijo que su éxito se debe a que sus obras tienen mucha aventura, diversión y contenido. Convertida en superventas, jamás se ha sentido una ‘best seller’, porque su trabajo «es profesional y no obedece a los parámetros comerciales».
En un medio tan competitivo como el español, donde se publican miles de títulos al año, Isabel Córdova Rosas (Huancayo, 1950) ha conseguido hacerse de un sitio muy notable, multiplicar sus tiradas, editar, como los grandes autores, con los sellos más importantes, entre ellos SM, Espasa Calpe, Anaya, Planeta Oxford, Dylar, y estar traducida a nueve lenguas y vivir exclusivamente de la literatura.

DESDE EL AMAZONAS: ‘Las aventuras de Pico de Oro’, editada por Acerva, en Huancayo, tiene 120 páginas. Es la historia de un loro al que un científico en la selva amazónica enseña a hablar y entender lo que dice y escucha. Enviado a Madrid, se convierte en un miembro más de su familia de acogida, participa activamente de la vida con dos niños agobiados por sus tareas escolares, pero sobre todo consigue que todos se solidaricen en la búsqueda de su madre y de su novia Chocolatina, raptadas por traficantes de animales exóticos. Abierta la intriga desde el comienzo, la trama se torna dramática pero salpicada de buen humor, con un lenguaje de español estándar, dinámico y elegante; sin cursilerías, diminutivos, ni sensiblería, trampa en la que caen muchos «narradores infantiles», y un desarrollo espaciado con flashbacks, ‘raccontos’ y monólogos interiores.
Tiene el mérito de construir una genuina novela de literatura para niños y jóvenes. La autora no busca ser didáctica ni moralizadora, sin embargo, casi sin notarlo, el lector se mezcla con el fabuloso mundo de los psitácidos, concretamente los loros pericos, considerados por los científicos como los animales más inteligentes del universo, superiores a los delfines, los perros y caballos. Han demostrado en el laboratorio la capacidad de resolver 163 problemas planteados para ellos.
Además, la magia de su pluma arrastra al lector hacia personajes singulares como el brujo Mokoloco, o las historias de los loros de Napoleón en el destierro o del general Mac Arthur en la guerra del Pacífico. Pico de Oro no es un ser excepcional: es chismoso, fisgón, comelón, aunque enamoradísimo de su novia extraviada.
El crítico peruano Ricardo González Vigil, que ha comentado la mayoría de los libros de Isabel Córdova Rosas, ha escrito que es la autora —no autor— más traducida de la literatura peruana. Efectivamente, sus novelas ‘Tinko y Gabi en el Amazonas’; ‘Mozart, el niño genio’; ‘El rescate’; ‘Ada nunca tiene miedo’; ‘El zoo de verano’; ‘El secreto del péndulo’; y ‘Colón, el grumete valiente’, están vertidas al inglés, francés, griego, italiano, alemán, portugués, gallego, euskera y catalán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Escribe tu comentario aquí.